Skip to Content

tag

Tag Archives: Reducción de Riesgos y Daños

post

Nuevas estrategias de reducción de riesgos y daños: el análisis de sustancias

actualidad_1359456869Mientras el debate público sobre el control de drogas y la regulación de la marihuana en la Ciudad de México continúa, especialmente después del Foro organizado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la ciudadanía de la capital espera ahora propuestas concretas de ley por parte de los legisladores que han anunciado su intención de presentar iniciativas sobre el asunto.

En este contexto, sin embargo, la realidad no se detiene y todo tipo de sustancias, legales o ilegales, continúan consumiéndose en nuestra sociedad ante la pasividad y falta de recursos institucionales para la atención del consumo de drogas entre nuestra población.

Conscientes de ello, CuPIHD lleva a cabo esta semana un taller de reducción de riesgos y daños, y análisis químico de sustancias, con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, impartido por la asociación catalana EnergyControl, pionera de estas estrategias en Europa y el mundo.

El taller parte de la experiencia europea en consumo de drogas, pero también de nuestra propia realidad: ambos ámbitos reconocen que, con independencia de las posiciones morales de las leyes, las autoridades y la ciudadanía, las drogas se consumen y que es necesario actuar en consecuencia para reducir los riesgos y los daños que los patrones de consumo tienen en nuestras sociedades.

El taller no pretende disminuir el consumo en sí mismo, sino informar a los usuarios, fundamentalmente en espacios de consumo, sobre la calidad de sus drogas y de las mejores estrategias para reducir los riesgos y los daños en el uso de las mismas.  La función del análisis químico es detectar la adulteración de sustancias ilegales que se consumen en nuestra sociedad, con lo que se abre un espacio de diálogo e información distinto con los usuarios con el único fin de proteger su salud y la de la comunidad que los rodea.

La experiencia de 15 años de EnergyControl da cuenta de que el 95% de los usuarios que conoce y recurre a este servicio, modera y controla su consumo gracias a una información fidedigna y útil, que no lo juzga ni lo reconviene por consumir. Al informar y hacer responsable al usuario de su consumo, por fuera de la política represiva, comienza un círculo virtuoso para la reducción de riesgos y daños.

Asimismo, una estrategia de esta naturaleza permite conocer mejor las tendencias en el uso de sustancias psicoactivas tradicionales así como de nuevas drogas, lo que a su vez aporta información epidemiológica fundamental para construir políticas hacia ellas; o en caso extremo, emitir alertas sanitarias cuando la detección arroja componentes especialmente peligrosos que suelen acompañar a la adulteración de las drogas ilegales.

Es hora de pasar ya del mero debate a nuevas estrategias de salud pública ante el consumo de drogas. De nada vale expresar únicamente que son riesgosas y dañinas, si realmente queremos prevenir sus efectos más negativos entre nuestra sociedad. Hay que actuar ante ellas de forma inmediata, pero de un modo distinto a lo que ha sido probado y que ha fracasado o mostrado sus limitaciones. La franqueza, el realismo, la información fidedigna y la evidencia serán también, a partir de ahora, una nueva realidad para los usuarios de drogas en la Ciudad de México.

post

Foro Internacional sobre Drogas y Derechos Humanos

Drogas y DDHHComienza una semana clave para el reconocimiento de los derechos de los usuarios de drogas ilegales, para debate de la regulación de las drogas y en especial para el de la regulación de la marihuana en la Ciudad de México.

En el marco de nuestro convenio con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), organizamos conjuntamente el Foro Internacional sobre Drogas y Derechos Humanos, que contará con mesas de debate sobre experiencias comparadas internacionales, salud, educación, seguridad, justicia y cultura, además de una conferencia magistral de Damon Barret, de Harm Reduction International especialista en ambos sistemas jurídicos internacionales.

El foro busca contestar preguntas largamente aplazadas no sólo por la sociedad, sino incluso por la propia comunidad de defensores de los derechos humanos. Entre ellas.

¿Son las drogas un motivo legítimo para violar los derechos humanos? ¿Tienen derechos humanos los usuarios de drogas? ¿Cómo podemos limitar de mejor manera el acceso de los menores de edad a las drogas?¿Qué papel juega la educación y las comunidades educativas frente a la presencia de las drogas entre la población estudiantil? ¿Existe discriminación laboral por uso de drogas en México? ¿Cuáles son los servicios de salud que se requieren para atender el problema del consumo de drogas en el país? ¿Son los usuarios de drogas una población vulnerable en cuanto a sus derechos humanos? ¿Qué papel juegan el estigma y la discriminación en cuanto al uso de drogas? ¿Cuál es la economía de las drogas? ¿Cuál es el papel y el impacto de las drogas entre las personas privadas de su libertad? ¿Necesita México de los tribunales especiales de drogas? ¿Contravienen los derechos de las personas los tratamientos condicionados? Y por último: ¿Qué es más importante respetar y hacer cumplir: las disposiciones internacionales de los derechos humanos o los del sistema internacional de control de drogas?

CuPIHD y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal invitan a todos los interesados en averiguar éstas, y otras respuestas, en el Foro Internacional sobre Drogas y Derechos Humanos, del 7 al 9 de agosto de 2013, en la CDHDF.

Más información e inscripciones en http://drogasdh.cdhdf.org.mx

¡Allí nos vemos!

post

Políticas de prevención del uso y abuso de drogas legales

Cigarro, droga legalEn estos días que se están revisando la dirección de las políticas en materia de consumo de drogas, y que se presenta como prioritaria la prevención del consumo de alcohol es importante señalar algunas consideraciones que deben contener las políticas en la materia.

Celebramos la priorización de la prevención del consumo de las drogas de entrada a las adicciones, además de causa de las principales adicciones en la población nacional: alcoholismo y tabaquismo,  y origen de algunas de las enfermedades que son causan importante de mortalidad. Por lo que, sin duda, será bienvenida una legislación que ayude a inhibir la venta de éstas drogas a menores de edad.

Sin embargo, es necesario integrar en la política de prevención la perspectiva de reducción de daños, la cual ayude a construir una cultura en la que el abuso de drogas no aparezca como elemento ritual que conforme la identidad de los adolescentes, y que les haga pensar que ser aguantador o conocer la experiencia de emborracharse se vea como fuente de prestigio.

En otras palabras, entre los objetivos de la política de prevención del consumo de alcohol no sólo deberá encontrarse el elevar la edad del primer consumo, sino también la de elevar la edad de la primera borrachera -la cual ya es común entre adolescentes de 12 y 13 años de edad. Así como el de generar modelos de relacionarse que no incluyan al alcohol como lubricante social, remarcando para ello los aspectos divertidos de la fiesta, espacio privilegiado del primer consumo.

A su vez, es indispensable que la política de prevención integre como actor principal a los padres de familia, a través de proveerles de habilidades y conocimientos con los cuales poder dialogar con sus hijos respecto al uso y abuso de drogas, así como para que puedan identificar posibles abusos por parte de sus hijos, lo cual ayude a la realización de intervenciones tempranas.

post

Consumir drogas NO es un delito.

guia legalDescarga aquí la Guía legal de drogas ilegales.

post

De Fiesta en Fiesta.

 

 

De fiesta en fiesta, una propuesta de reducción de riesgos y daños para adolescentes.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

Siguiente>