Última Actualización: 19 de abril 2016

Consulta aquí el discurso de diez puntos de Enrique Peña Nieto, Presidente de México, pronunciado hoy 19 de abril de 2016 en Nueva York, durante la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada a la política mundial de drogas, solicitada por México, Colombia y Guatemala.

Durante las últimas décadas la guerra internacional contra las drogas ha conducido a crisis de salud pública, encarcelación masiva, corrupción, y violencia alimentada por el mercado negro. Ciertos gobiernos comienzan a proclamar una nueva aproximación, y las reformas en algunos países han incitado una inercia sin precedentes hacia el cambio. Presionada por líderes latinoamericanos ya fatigados de guerras por drogas, la Asamblea General de la ONU planea sostener una revisión del sistema de control de las drogas en 2016.

ungass2016

¿Qué es UNGASS?

(United Nations General Assembly Special Session)

La Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas, o UNGASS, es un encuentro de estados miembros de la ONU para evaluar y debatir temas globales tales como salud, género, o en este caso, las prioridades del control global de drogas. La última vez que se sostuvo una sesión especial sobre drogas, en 1998, se enfocó en la total eliminación de las drogas en el mundo. Hoy, líderes políticos y ciudadanos promueven repensar esa inefectiva y peligrosa aproximación.

¿Por qué importa esta Sesión Especial?

Los debates internacionales sobre drogas raramente son más que afirmaciones del sistema establecido. Pero 2016 es diferente.

Nunca antes tantos gobiernos han pronunciado descontento con el régimen internacional de control de drogas. Nunca antes, a este grado, han puesto los ciudadanos a la reforma de las políticas de drogas en la agenda, y aprobado propuestas regulatorias via referendos o campañas populares. Nunca antes han sido tan claros los beneficios a la salud de las aproximaciones de reducción de daños —que previenen sobredosis y transmisión de VIH. Por vez primera hay disenso significativo a nivel local, nacional e internacional.

UNGASS 2016 es una oportunidad sin paralelo para poner fin a los horrores de la guerra contra las drogas y en su lugar priorizar salud, derechos humanos, y seguridad.

Pero ¿qué tiene que ver un encuentro de Naciones Unidas con la gente común?

El hecho es que si tu gobierno quiere reformar tus políticas de drogas, probablemente deba lidiar con los representantes del sistema de control de drogas en la ONU.

Por ejemplo, a inicios de los 1990’s Suiza enfrentó un problema mayor de drogas. Había escenas de abuso de drogas en espacios públicos y uno de los índices más altos de VIH en Europa occidental. En lugar de abordarlos desde las medidas tradicionales e infructuosas de la justicia criminal, el gobierno fue pionero en servicios de salud tales como prescripción médica de heroína, cuartos supervisados de consumo, y tratamiento basado en comunidad. El pueblo suizo aprobó estas políticas mediante una serie de referendos.

Los resultados fueron sorprendentes.

El número de nuevos usuarios de heroína declinó de 850 en 1990 a 150 en 2002; las muertes relacionadas a drogas se redujeron más de 50% entre 1991 y 2004; los niveles de nuevas infecciones de VIH se cayeron 87% en diez años, y hubo una reducción de 90% de crimen contra propiedad cometido por personas que usan drogas.

Sin embargo, en lugar de celebrar estos éxitos, el panel de drogas de la ONU (la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes) acusó al gobierno suizo de asistir o permitir la comisión de crímenes que involucran la posesión o el uso de drogas, así como otras ofensas criminales, tales como el tráfico de drogas.”

Cuando Uruguay experimentó con nuevas políticas de cannabis, el presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes fue todavía más allá, al acusar a Uruguay de “actitudes pirata”. Es en extremo raro que un insulto así hacia un país soberano provenga de un organismo de este nivel.

Además de estas críticas, algunos de estos funcionarios tienen un historial de aplaudir los peores excesos en control de drogas. Por ejemplo, luego de que Bulgaria introdujera una ley que castigaba la posesión de cantidades minúsculas de drogas con hasta 15 años de cárcel, la Junta halagó “el compromiso político” de Bulgaria “y su voluntad para tratar con el abuso de drogas.”

La condena por parte de estos organismos puede no detener a los países más poderosos, pero en otros países sí puede desincentivar la experimentación con medidas alternativas.

Fuente: Open Society Foundations

La página oficial de la UNGASS (web de la United Nations Office on Drugs and Crime)

UNGASS 2016: el tema en IDPC

Seguimiento a publicaciones y documentación previa a UNGASS

 

México ante la UNGASS: más allá de la Guerra contra las Drogas

La Sesión Especial sobre drogas de la Asamblea General de las Naciones Unidas es la oportunidad para construir las políticas de drogas que todos queremos. “Más acá” de la Guerra contra las Drogas, las políticas deben incluir la participación de jóvenes y de sociedad, construir conocimiento, y atender las evidencias, comenzando por las más urgentes:

Drogas es #SaludPública

Drogas es #Justicia

  • Dos de cada tres consumidores de drogas “prohibidas” siguen siendo extorsionados por policías u otras autoridades

 

Drogas es #DerechosHumanos
La prohibición ocasiona:

 

Drogas es #Medicamentos

  • A pesar de ser considerados medicamentos esenciales por la OMS, en México no hay producción legal de opiáceos

  • No hay permisos para que instituciones de investigación accedan a muestras de cannabis, opiáceos, y otras sustancias “controladas”

  • Los psiquedélicos como asistentes en contextos terapéuticos para la salud mental, también son desaprovechados

 

#DrogasEsTambién